Inicio Ser mujer ¿CÓMO SUPERAR LA FRUSTRACIÓN?

¿CÓMO SUPERAR LA FRUSTRACIÓN?

1160
cómo superar la frustración
Califícame

¿Se imaginan que la vida fuera perfecta y todo nos saliera siempre bien? Sería maravilloso. Lamentablemente, ni la vida ni nosotras somos perfectas; nadie lo es. Pero tranquila, el cómo superar la frustración no es algo tan complicado.

Vamos día a día aplicando el “ensayo y error”; tratando de encontrar la manera en que podamos obtener los resultados deseados en cada cosa que hacemos. Pero, por desgracia, fallamos más veces de las que nos gustaría.

¿Qué es realmente la frustración?

La frustración es un sentimiento que experimentamos desde pequeños.

Cosas tan comunes como el no poder tener el juguete que deseamos, el no lograr la atención de uno de nuestros padres o, incluso, aquel momento en el que luchamos por aprender a caminar; querer hacerlo y no poder.

Aunque a esa edad no sabemos que ese sentimiento de no conseguir lo que queremos se llama frustración, sí sabemos que no es una sensación agradable y, especialmente cuando somos pequeños, incluso nos lleva al llanto.

Consejos sobre cómo superar la frustración

La frustración podría definirse como la suma de sentimientos de tristeza, decepción y/o desilusión al no poder satisfacer un deseo o necesidad, o al no conseguir alcanzar una meta o propósito.

Y así como es importante enseñarles a los niños a superar este sentimiento, en Ser Yo Misma queremos demostrarte que no todo está perdido.

Aquí te dejamos 5 consejos sobre cómo superar la frustración y, si es posible, convertirla en nuevas oportunidades:

1.- Acepta la realidad

El ser mujer nos suele dar una reputación de de ser dramáticas y exageradas; y a veces es así. “¿Por qué siempre las cosas me salen mal?”; “¿Por qué no puedo hacer algo bien?”; “¿Por qué siempre a mí?”.

Probablemente, estas preguntas han pasado por tu cabeza más de una vez. Y, ¿sabes qué?, ninguna de ellas ayudarán a que te sientas mejor.

Aunque en el momento te cueste tener una visión global de las cosas, te informamos que no, las cosas no siempre te salen mal; sí hay cosas que puedes hacer perfectamente bien y no, no es siempre a ti.

Al contrario de lo que creas, lo mejor es aceptar la realidad de la situación. Si no conseguiste algo, acéptalo y deja de pensar en cómo habría sido si hubiera resultado.

Ejemplo de esto son los quiebres amorosos. Y, aún en estos casos, existen consejos para superarlos.

Sí, entendemos, no conseguir lo que quieres es triste, pero el seguir dándole vueltas al asunto no cambiará que lo hecho, hecho está. Es mejor aprender a cómo superar la frustración en vez de seguir negándola.

2.- Háblalo con alguien

Si hay alguien en quien confías, cuéntale sobre lo que te está pasando. El hablarlo con alguien te ayudará a sacarlo más rápido de tu sistema.

No permitas que ese sentimiento de negatividad se quede alojado dentro de ti hasta que explotes. Además, los amigos están para escucharte y ayudarte, ¿o no?

3.- Deja de culparte

Sí, puede que las cosas no hayan resultado por algo que no hiciste bien. Pero también existe la posibilidad de que no resultó por factores que se escapan de tu control.

Como dijimos en el punto 1, acepta la realidad y la responsabilidad de tus acciones, pero no sacas nada con culparte. Lo que pasó, pasó.

En vez de culparte, o culpar a alguien más, enfócate en el presente y en lo que puedes hacer al respecto.

4.- Aprende de tus errores

Sabemos que suena repetitivo, pero es una verdad absoluta. Tan importante como ser resilentes, es importante que, si hay algo que podemos siempre rescatar de una mala experiencia, son las lecciones que nos dejan nuestros errores, los que, por supuesto, no debemos repetir.

Si nunca cometiéramos errores, no creceríamos como personas y no sabríamos lo que debemos hacer de manera diferente. Además, demostraría que nunca salimos de nuestra zona de confort, lo que nos dejaría como personas con actitud pasiva.

El saber cómo superar la frustración nos permite poder seguir adelante con nuestras vidas, como lo explico en el siguiente punto.

5.- Enfócate en lo que sigue

Algo no nos resultó; lo aceptamos, dejamos ir la culpa y aprendemos de nuestros errores. ¿Ahora qué? ¡Pues muévete a lo que sigue! La vida continúa y el cómo superar la frustración depende de ti.

En tus manos está el transformar esas lecciones aprendidas en nuevas oportunidades.