Inicio Recetas Postres CHEESECAKE DE CHOCOLATE – UNA RECETA FÁCIL PARA LLEGAR AL CIELO

CHEESECAKE DE CHOCOLATE – UNA RECETA FÁCIL PARA LLEGAR AL CIELO

1514
Califícame

Todos siempre pensamos que hacer un cheesecake es cosa de pasteleros, que la preparación es muy dificultuosa para un principiante y que mejor lo compramos listo, ¡No es así señores!. Es una receta muy fácil y sencilla de hacer, además de corta, lo único que toma bastante tiempo es el horneado y el cuajado de la mezcla, por ende, además de los ingredientes que verás a continuación, solo debes necesitar paciencia y programarte bien para que esté listo justo cuando lo necesites.

¿Qué necesitamos?

Base:

  • 200gr de galletas maría molidas (en su defecto puede ser cualquier galleta que te guste).
  • 1 cda de cacao en polvo.
  • 70gr de mantequilla.
  • 2 Cdas de azúcar. 

Mezcla:

  • 300gr de queso crema a temperatura ambiente.
  • 300gr de yogurt natural.
  • 3 huevos.
  • 200gr de cobertura de chocolate negro (o el que prefieras).
  • 1 cda de almidón de maíz o 2 sobresitos de gelatina sin sabor.

Toping:

  • 2 tazas de frutos rojos a elección.
  • 1/4 taza de azúcar.

Lo primero que hacemos es precalentar el horno a 180°.

Segundo, armamos la base, para esto debemos moler las galletas y mezclar con la mantequilla derretida, la cucharada de cacao y el azúcar.

Enmantequillamos un molde redondo de tamaño promedio, idealmente desmontable o de silicona y, con ayuda de nuestras manos, vamos poniendo la base y aplastándola bien con los dedos hasta que cubra toda la superficie.

Horneamos por 10 minutos, retiramos del calor y dejamos el horno prendido.

Por mientras avanzamos en la mezcla principal, para esto debes agregar el queso crema, el yogurt y la cobertura completamente derretida en un bowl grande y comenzar a batir. Cuando esté cremosa vas, con cuidado, agregando los huevos 1 a 1, finalmente agregas la cucharada de almidón (o los sobre de gelatina sin sabor bien disueltos) y sigues mezclando hasta que quede todo muy incorporado.

Vierte esta mezcla sobre la base pre horneada y vuelve a hornear por cerca de 90minutos o hasta que notes los bordes más duros y el centro medio gelatinoso. Apágalo y deja enfriar el postre dentro del horno unas 5 horas, con la puerta cerrada.

Cuando te falte poco para completar las 5 horas de reposo, agrega las berries y el cuarto taza de azúcar a un sartén a fuego medio, hasta que comiencen a molerse un poco y retiras del fuego.

Agrega este toping tibio sobre tu cheesecake ya frío y está listo para disfrutar, o en caso contrario, puedes refrigerar y disfrutar más tarde.

¡Una receta fácil y deliciosa!