Inicio Actualidad ¡QUE NO TE TOQUE! TÓCATE: DÍA MUNDIAL DEL CÁNCER DE MAMA

¡QUE NO TE TOQUE! TÓCATE: DÍA MUNDIAL DEL CÁNCER DE MAMA

758

Una mujer muere de cáncer de mama cada 90 minutos. Esta es una de las estadísticas más estremecedoras que siguen haciendo vigente el tema de prevención, educación y concienciación que convierte a octubre en el mes rosa.

El 19 de octubre es el Día Mundial del Cáncer de Mama, una efeméride que cada vez se hace más necesaria para que hombres y mujeres tomen la prevención en serio.

Sí, porque no es solo a las mujeres a quienes puede pasarle. La incidencia en mujeres es mayor pero los hombres no están exentos de padecerla. Este tipo de cáncer incluye enfermedades que impactan negativamente el tejido ubicado en las mamas.

Por cada hombre con cáncer de mama hay 29 mujeres con la misma afección

Entre las cifras más alarmantes sobre esta enfermedad se encuentra el hecho de que cada 3 horas ocurre un nuevo diagnóstico de cáncer de mama en el país. También que 3 mujeres mueren diariamente en Chile a causa de esta enfermedad.

En el 2017 fue la primera causa oncológica de muerte para las mujeres. Y estas estadísticas son muy similares en otros países. En todo el mundo hay millones de mujeres luchan por ganar la batalla contra el cáncer de mama. Una batalla que no solo la llevan ellas sino también sus familiares.

¿Cómo puedes prevenirlo?

Si tienes entre 25 y 45 años:

-Acude a tu médico para realizarte un examen físico mamario y estudios que consideren necesarios.

-Realízate un chequeo físico al año.

-Practica el autoexamen de 7 a 10 días luego de la menstruación.

Si tienes entre 45 y 74 años:

-Acude a tu médico y hazte una mamografía bilateral cada dos años.

-Realízate un examen físico anual.

Practica el autoexamen de 7 a 10 días luego de la menstruación. Si tienes la menopausia, debes hacerlo el mismo día todos los meses.

Si nunca te has realizado un autoexamen, acá te dejamos un instructivo realizado por la Fundación Arturo López Pérez.

Esto es lo que buscas cuando te haces el autoexamen

  • Cualquier bulto interno que pueda estar en las mamas o cerca de la axila.
  • Hinchazón en una o ambas mamas.
  • Depresiones o hundimiento del tejido mamario.
  • Hundimiento del pezón.
  • Vena visible y creciente.
  • Protuberancia visible.
  • Erosiones y/o irritación de la piel.
  • Secreciones del pezón al aplicar una leve presión.
  • Cambios en el tamaño, forma y dureza de las mamas.
  • Cualquier dolor o aspecto extraño.

Todavía hay esperanza

Me gustaría cerrar el artículo en una nota positiva con estadísticas que pueden ser esperanzadoras sobre lo que depara el futuro.

Artículos Relacionados