Inicio Maternidad y Familia DEPRESIÓN POSPARTO – ¡TE CONTAMOS CÓMO TRATARLA!

DEPRESIÓN POSPARTO – ¡TE CONTAMOS CÓMO TRATARLA!

1160
Depresión posparto
Califícame

Sin lugar a dudas, el nacimiento de un hijo es uno de los acontecimientos más bonitos en la vida de nosotras las mujeres, pero a veces puede que, sin que queramos, ocurra lo contrario. La depresión posparto a veces hace de las suyas.

Y si no es la felicidad que nos brota por los poros, ¿qué más puede pasar después de ver nacer a nuestro hijo? Por si no lo sabías, el descenso brusco de las hormonas que experimentamos después del parto puede llevarnos a lo que llamamos depresión posparto.

¿Qué pasa cuando sufrimos de depresión posparto?

Cuando hablamos de depresión posparto nos referimos a esas sensaciones contradictorias que se dan justo en el momento que tanto esperamos, en ese momento en el que nos convertimos en hermosas mamás.

Algunas de estas sensaciones son la ansiedad, tristeza, insomnio, pérdida del apetito, desinterés por sexo, entre otras cosas que no sabemos que pueden suceder.

Estos síntomas pueden afectar el desarrollo del vínculo materno –filial y hasta afectar negativamente el crecimiento de nuestra guagua. ¿Pero cómo podemos tratar este tipo de depresión? ¡Aquí te doy mis mejores consejos!

¿Cuáles son las mejores formas de tratarla?

No te miento, no se ha sabido cuánto tiempo dura la depresión posparto, pues algunos casos son de una semana y otros, de meses. ¡Todo es relativo!

Lo que sí recomiendan los médicos especialistas es que la tratemos desde el principio, porque si no se trabaja de la manera correcta, puede permanecer por meses o años.

Como no quiero que este vaya a ser tu caso, te cuento que la terapia psicológica es lo que más sugieren hacer, sobre todo cuando se le está dando pecho a la guagua.

La idea es que el tratamiento empiece desde el primer momento en que se sospeche algo. A partir de allí, se anima a la paciente para que cuente cómo se siente y, por el otro lado, el terapeuta la ayuda para que vea sus problemas desde una perspectiva positiva, más tolerante y con cero sentimientos de culpa.

Es súper importante que la pareja también se involucre en el tratamiento, así el apoyo se hará presente y sabrá cómo ayuda a su esposa. Aparte de esto, también existe el tratamiento farmacológico, que dependerá de lo que recete el médico y de si la mamá es lactante o no.

EXTRA: aquí te doy otros consejos que sé que te van a funcionar a la perfección para tratar la depresión posparto: prefiere llevar una vida saludable, tómate un tiempo para ti y para hacer tus cosas, evita el aislamiento y pide ayuda cuando sientas que la necesitas. No tengas miedo, ¡todo va a salir bien!