Inicio Maternidad y Familia LACTANCIA MATERNA: UNA DECISIÓN PERSONAL

LACTANCIA MATERNA: UNA DECISIÓN PERSONAL

69
lactancia materna

Desde que una mujer queda embarazada es bastante común que empiece a recibir “consejos” sobre lo que debería o no hacer con su hijo. Entre ellos está si dar o no lactancia materna exclusiva, cómo disciplinarlo y si debería dormir en otro cuarto o no.

La maternidad es un tema muy delicado porque a nadie le gusta que le digan que está haciendo algo mal. Esto puede llegar a que nos cuestionemos si somos buenas madres o no. Es muy desesperanzador cuando te critican por no darle pecho a tu bebé, pero lo que debes entender es que la lactancia es algo que tú debes decidir cómo manejar y por cuánto tiempo hacerlo.

Hay muchísimas formas y métodos de crianza por un motivo: cada persona es un individuo y no se puede criar de la misma forma a todos. Lo que te funcionó para tu primer hijo puede que no te funcione para el segundo. La educación utilizada por el método Waldorf tal vez no sea aplicable para tus hijos pero sí para tus sobrinos. Así podríamos seguir con ejemplos hasta llegar al tema de la lactancia.

leche materna

Beneficios de la lactancia materna

Todas sabemos que la leche materna tiene un valor nutricional muy bueno para los bebés y es el alimento ideal para ellos. Más allá de los beneficios que la lactancia materna puede aportar al bebé, hoy queremos comentarte sobre los aspectos positivos para las madres.

Dar leche materna a tu bebé te ayuda a recuperarte más rápido del parto

Al salir del parto (sea natural o por cesárea) tu cuerpo necesitará recuperarse de la experiencia, amamantar favorece a que aumente tu nivel de oxitocina y esta hormona ayuda a que tu útero regrese a su tamaño normal de forma más expedita y disminuir el sangrado.

Favorece la pérdida de peso

El cuerpo de una madre post parto puede variar de acuerdo a la mujer. Algunas tendrán más peso que otras y dar leche materna a tu bebé puede ser un factor que te ayudará a deshacerte del peso extra. ¿Por qué? Porque hay reservas energéticas en tu cuerpo almacenadas para la producción de leche y estas se consumen a medida que amamantas.

Amamantar puede prevenir la depresión post parto

Aunque no es un factor determinante, la lactancia materna puede ayudarte a prevenir la depresión post parto pues promueve el apego entre madre e hijo.

Es una opción mucho más económica

Las fórmulas o rellenos para alimentar a tu bebé pueden ser costosas y duran poco. Un bebé puede consumir 1 lata por semana en promedio, mientras que tu leche es completamente gratis.

¿Qué esperar de la lactancia?

Cuando estás en la dulce espera siempre te hablan de lo bonito que es ser mamá y de cómo un hijo te cambia la vida positivamente. Esto es cierto, pero nadie te dice sobre lo negativo de la experiencia del embarazo ni de la lactancia.

Ojo, esto no le resta en absoluto la hermosa vivencia de tener un bebé pero si más madres compartieran sus experiencias de forma no parcializada todas podríamos prepararnos mejor. Pensando en todas esas mujeres que serán futuras mamás, te diremos algunas cosas que ocurrirán si decides amamantar y puedas disfrutar de dar pecho.

El bebé puede que no tome el pecho a la primera

Eso de que los bebés se guindan del pecho de forma inmediata y sin miramientos no siempre es lo que ocurre. Cuando es prematuro es posible que no tenga desarrollada la capacidad de succionar la leche y esto obligaría a alimentarlo por sonda al comienzo.

A veces es que tu bebé no lo toma y punto. Esto puede ser frustrante para una madre y lo que debemos es tener paciencia y acoplarnos al ritmo de él para que juntos aprendan.

Con la lactancia tus pezones pueden agrietarse y es doloroso

¡Nadie te lo cuenta! Pero es una parte casi inevitable del proceso de lactancia. Tu bebé romperá el tejido si solo toma la punta del pezón y esto generará grietas y un dolor lacerante. Si es tu caso, en este artículo puedes ver cómo sanar tus pezones.

Lo que debes hacer es corregir la posición al dar pecho. Tu bebé debe estar a la altura del pecho y su boca debe abarcar casi toda la aureola para evitar lastimarnos. Te recomendamos usar una almohada de lactancia para que no se te cansen los brazos.

Es posible que te quedes sin leche

No todas las mamás tienen el mismo nivel de producción de leche, algunas producen mucha y otras poco. No desesperes, la producción de leche puede estimularse dando de ambos pechos en cada toma y usando saca leches. La lactancia es un trabajo de dos, el bebé y la mamá. Tu cuerpo se irá regularizando para producir lo que tu bebé necesita.

mitos lactancia materna

¿Cada cuánto tiempo debo amamantar al bebé?

El ritmo de cada pequeño es distinto y es importante que tú estés atenta a sus necesidades. Lo que sí es importante es empezar a generar un patrón de alimentación que se acomode a ambos.

Un bebé recién nacido se debe alimentar entre 8 y 12 veces al día. Cuando tiene entre 1 o 2 meses tu bebé tomará pecho unas 7 o 9 veces diariamente.

Algunos de las señales que pueden indicar que tu bebé tiene hambre son:

  • Movimientos de la cabeza hacia los lados.
  • Abrir la boca y extender la lengua hacia afuera.
  • Llevarse las manos a la boca.

¿Puedo dar leche materna desde un biberón?

Sí, puedes extraer la leche con una bomba de pecho o saca leches y almacenarla para tu bebé. Solo tienes que ser cuidadosa con la duración y cómo la guardas.

La leche materna puede durar de 6 a 8 horas a temperatura ambiente siempre que no haga mucho calor. En el refrigerador puede durar hasta 3 días, pero nunca debes ponerlo en la puerta sino en las bandejas.

Si la congelas, puede durar de 1 a 6 meses de acuerdo a la temperatura y tipo de congelador. Una vez que la descongeles durará 24 horas. Por esto te sugerimos que la almacenes en porciones.

Prefiere siempre envases de vidrio o de plástico resistente y herméticos que estén esterilizados. ¡No olvides etiquetar cada recipiente con la fecha!

¿Soy mala madre si no doy pecho a mi bebé hasta los 2 años?

En lo absoluto. Las organizaciones de salud siempre recomiendan que la lactancia materna sea exclusiva hasta los 6 meses. También que sea complementaria hasta los 2 años pero no es una ley inquebrantable.

Es muy triste ver como algunas madres atacan a otras madres por usar fórmulas o mamadera para alimentar a sus bebés. ¡Dejemos de criticarnos entre nosotras! La realidad es que no todas las madres pueden practicar la lactancia exclusiva y natural. Esto por distintos motivos y eso no las hace mejores o peores madres.

Lo más importante para el bebé es tener una madre saludable, feliz y que pueda darle amor. El tiempo que dure amamantando o la forma en lo que lo haga es una decisión muy íntima. Cada madre debe tomarla pensando en el bienestar de ambos.

Artículos Relacionados