Inicio Maternidad y Familia CONOCE A NADYA SULEMAN, LA OCTOMAMÁ

CONOCE A NADYA SULEMAN, LA OCTOMAMÁ

1525

Sabemos que ser mamá no es una tarea fácil, mucho menos cuando se trata de gemelos/mellizos o trillizos…pero, ¿se imaginan con octillizos? ¡Una locura!

Bueno, eso es exactamente lo que vivió y sigue viviendo Nadya Suleman, quien el 26 enero de 2009 dio a luz a nada más y nada menos que 8 bebés; 6 niños y 2 niñas.

Pero, con calma, que aún hay más. Luego de acaparar la atención pública nacional e internacional, salió a luz que Nadya (nacida como Natalie) ya tenía 6 hijos y, como para complicar aún más la situación, se encontraba desempleada y con ayuda del Estado.

Concepción y nacimiento de los octillizos

En 1996, Suleman contrajo matrimonio con Marco Gutierrez, de quien se separó en el año 2000. Gutierrez declaró en una entrevista que su divorcio se debió a que no habían podido tener hijos y, a él, no le gustaba la idea de tener “bebés invitro”.

La llamada “octomamá” comenzó sus tratamientos invitro en 1997, cuando tenía 21 años. Fue finalmente en el año 2001 cuando dio a luz a su primer hijo, y luego, en el 2002, tuvo a su primera hija.

Así, Suleman continuó con sus tratamientos invitro, los que resultaron en tres embarazos más (incluidos un par de mellizos).

En el 2008, la octomamá solicitó que se le implantaran el resto de los embriones que le quedaban.

Así, en enero de 2009 tuvo a sus octillizos. Noah, Jonah, Jeremiah, Josiah, Isaiah, Makai, Nariyah y Maliyah nacieron en Bellflower, California (Estados Unidos), sorprendiendo a todos debido a que los 8 lograron sobrevivir sin complicaciones.

Manteniendo a 14

Luego de no tenerlo suficiente para alimentar a 6 niños, el nacimiento de 8 más no mejoró las cosas.

Aprovechando la atención que acaparó el nacimiento de los octillizos, Suleman protagonizó una película para adultos, además de trabajar como stripper y tener una que otra aparición en televisión.

Actualmente, la octomamá se arrepiente de haber trabajado como stripper y de haber participado en una película pornográfica.

Esto, sumado a la poca estabilidad que tenía Suleman, generó un gran debate ético en Estados Unidos respecto a los tratamientos de fertilidad.

Tras pasar altos y bajos durante estos nueve años, la octomamá y sus 14 hijos se encuentran teniendo una vida normal, y, en su cuenta de Instagram, se les puede ver saludables y felices.

Artículos Relacionados