Inicio Maternidad y Familia ASÍ LUCE REALMENTE EL CUERPO DE UNA MADRE POST PARTO

ASÍ LUCE REALMENTE EL CUERPO DE UNA MADRE POST PARTO

124

En las revistas, internet y TV solemos ver cómo celebridades presentan a sus hijos con un cuerpo que pareciera nunca pasó por un embarazo. Es posible que se deba a la ayuda de un entrenador personal, un nutricionista y todo un equipo de personas que tienen como meta que la madre vuelva a la talla original en tres meses o menos.

Aunque hay mujeres que sí recuperar su peso anterior con rapidez y sin tanto esfuerzo, la verdad es que no es la realidad de la mayoría. Entonces, ¡es hora de parar con los estándares imposibles y comenzar a mostrar lo que nos pasa al resto!

¿Qué esperar de tu cuerpo post parto?

Aunque ya tengas a tu pequeño en los brazos, esto no quiere decir que el proceso de embarazo ha terminado. Luego del parto natural o quirúrgico tu cuerpo debe recuperarse y puede tardar algunas semanas más en hacerlo.

Así que te contaremos qué es lo que podrás observar en tu cuerpo luego del parto:

Una guatita post parto

A veces las personas esperan que cuando sale el bebé se va inmediato el volumen de nuestro abdomen. Si algo nos enseñó Kate Middleton con su primer bebé es que es posible salir y todavía parecer embarazada.

Esto sucede porque el útero, los músculos abdominales y la piel se estiran y les tomará un poco de tiempo volver a su estado anterior. Si tuviste una cesárea, es normal que tengas hinchazón por la incisión.

En esto queremos aplaudir a Peta Murgatroyd de Dancing with the stars por publicar cómo estaba su abdomen a los 8 días después del parto para mostrar la realidad del cuerpo post parto.

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Peta Murgatroyd (@petamurgatroyd) el

Piel que cuelga o está arrugada en el abdomen

Muchas veces durante el embarazo nuestro cuerpo almacena agua y este peso de agua se pierde de a poco luego del parto. A medida que esto sucede y tu cuerpo se “desinfla” tu piel puede que quede colgante y/o arrugada.

Tus senos estarán hinchados

Esto es normal por la producción de leche materna, lo que hace que los pechos se vean más grandes de lo normal. Pueden doler o sentirse sensibles al tacto.

Tus pezones también estarán bastante sensibles y puedes sentir algo de molestia al amamantar a tu bebé.

Estrías

Las estrías ocurren por el estiramiento de la piel más allá de la habilidad del tejido para regresar a su forma original. La elastina y colágeno que está en tu piel no se da abasto para reparar al mismo tiempo del crecimiento.

Pero todos los cuerpos son distintos, algunos tienen una capacidad de recuperación más rápida que otros, mayor o menor cantidad de elastina o simplemente su guatita de embarazada no es tan grande. Por eso algunas personas pueden tener menos estrías que otras.

Al principio las estrías son rosadas y con el tiempo pueden perder un poco la pigmentación y notarse mucho menos.

Lo importante es que no te dejes caer ante la presión de lucir perfecta, ¡acabas de traer una persona al mundo! Tu prioridad debería ser cuidar de ti y tu bebé lo mejor posible y no castigarte por no lucir como las de la tele.

Artículos Relacionados