Inicio Actualidad JAVIERA SUÁREZ: LA HISTORIA DE UNA LUCHADORA

JAVIERA SUÁREZ: LA HISTORIA DE UNA LUCHADORA

467
javiera suárez
Califícame

En Ser Yo Misma amamos las historias de mujeres aguerridas. En esta oportunidad queremos destacar la lucha de Javiera Suárez, periodista chilena a quien le detectaron un melanoma en marzo del 2016, mismo mes donde, además, se enteró de que estaba embarazada.

Aquí, la historia de lucha de Javiera, su marido Cristián Arriagada y Pedrito Milagros, un verdadero milagro entre toda la tempestad.

2009, cuando comienza la historia

La historia de Javiera Suárez con el cáncer no comenzó en el 2016, sino que se remonta siete años antes, al 2009.

En junio de ese año, luego de la extirpación de un lunar y su posterior biopsia, fue diagnosticada con un melanoma maligno nodular. Es decir, cáncer a la piel.

En dicha ocasión, logró salir victoriosa. El melanoma de ese entonces era pequeño y no había comprometido ningún órgano. Por eso, solo debió someterse a una cirugía y el cáncer desapareció; o, al menos, eso creía.

Su historia de amor

Cristián Arriagada, cirujano plástico, es el esposo de la periodista, quien ha resultado ser un apoyo fundamental en los duros momentos que Suárez ha debido enfrentar.

Javiera Suárez

Se conocieron muchos años atrás, aunque Javiera primero conoció a su suegro. Ambos asistían al gimnasio en la Católica de Santa Rosa y él insistía en que Cristián, su hijo, era ideal para ella. Sin embargo, ambos tenían pareja.

Años más tarde, la periodista contactó al cirujano, pues había terminado su relación, pero Cristián seguía en una relación con alguien más.

No fue hasta 4 años más tarde que, al fin, el “timing” fue perfecto. Él la contactó y, después de toparse en una fiesta, comenzaron a salir y, posteriormente, a pololear.

Luego de casi dos años de relación, contrajeron matrimonio en octubre del 2015.

El regreso del cáncer

Siete meses de casados llevaba la feliz pareja cuando, en mayo de 2016, Javiera se palpó un bulto en su mama izquierda.

Luego de examinarse y hacerse una biopsia, se confirmó lo peor: el cáncer había vuelto y ya estaba en grado IV.

Tras realizarse posteriores exámenes y análisis, se confirmó que el cáncer se había ramificado en distintas partes del cuerpo de Javiera. Ya no era sólo la mama izquierda, sino que también estaba presente en el hígado, pulmón y huesos.

A pesar de que muchos creyeron que el diagnóstico era un cáncer de mama, la verdad es que fue un “rebrote” del cáncer a la piel que la periodista había sufrido 7 años atrás, cáncer que, se creía, había desaparecido.

Desde entonces, Javiera Suárez y su esposo Cristián comenzaron a dar la batalla contra este cáncer que vino a arremeter en sus vidas y tratar de boicotear los planes de la pareja.

La periodista y creadora del sitio liveat.cl ha declarado en varias oportunidades que su marido “se convirtió en paciente” junto con ella. Ambos manejan el mismo nivel de conocimiento acerca del cáncer que padece. La acompaña en su dieta alimentaria y es como si ambos padeciera la enfermedad.

Pedrito Milagros

Javiera Suárez

Paralelamente a toda esta vorágine que se generó en la vida de los Arriagada Suárez, y que los tenía viviendo los peores días de sus vidas, había algo que los animaba e impulsaba a no esforzarse al 100%, sino al 200% e incluso más.

Cinco días antes de ser diagnosticada con cáncer, Javiera Suárez se enteró de que, junto a su esposo, serían padres por primera vez.

La pareja se había puesto en campaña a pocos meses de casarse y, afortunadamente, no les costó nada concebir al pequeño Pedrito. La pareja estaba más que feliz.

Sin embargo, con la noticia del cáncer, el futuro de ambos, Javiera y Pedrito, se veía difuso e incierto.

La ciencia y la lógica indicaban que el bebé, que ya tenía 7 semanas de gestación, no sobreviviría al tratamiento al que debía someterse su mamá, por lo que moriría tarde o temprano.

Les recomendaron abortar por esto y porque, además, existía el riesgo de que el melanoma se colara en la placenta y el niño naciera con metástasis.

A pesar de que todo apuntaba a que abortar era la mejor opción, el matrimonio decidió confiar en las pocas probabilidades que habían de que todo saliera bien. Y decidieron continuar con el embarazo, sin dejar de lado el tratamiento de Javiera.

Fue así como, contra todo pronóstico, en octubre del 2017 nació Pedro Milagros Arriagada Suárez, con 30 semanas de gestación y totalmente sano.

El pequeño ya tiene 2 años y sus papás no pueden más de orgullo y agradecimiento.

Y es que Pedrito vino a coronar la felicidad de sus papás, a traer la calma dentro de una tempestad y a demostrar que, en ocasiones, sí es posible ganarle a la adversidad.

El presente de Javiera Suárez

Pese a que el melanoma que había afectado a su seno izquierdo, hígado y huesos había desaparecido, a mediados de marzo de este año Javiera Suárez se enteró de que el cáncer había reaparecido por tercera vez.

Tras someterse a quimioterapia durante seis meses, terminó sus sesiones en octubre y todo indica que su cáncer se encuentra dormido.

Como es posible observar en su cuenta de Instagram, en la actualidad, la periodista ha retomado el deporte y se encuentra entrenando y feliz debido a que le comenzaron a salir cejas, pestañas y pelo.

En unos meses más, deberá someterse a un examen para evaluar el estado de su cáncer.

Por ahora, solo se dedica a recuperar poco a poco su ritmo de vida y a disfrutar de su esposo y su pequeño hijo.

javiera suárez