Inicio Actualidad A 7 AÑOS DE LA MUERTE DE FELIPE CAMIROAGA

A 7 AÑOS DE LA MUERTE DE FELIPE CAMIROAGA

1635
muerte de Felipe Camiroaga
Califícame

El pasado domingo 2 de septiembre se conmemoraron 7 años de la muerte de Felipe Camiroaga en la llamada tragedia de Juan Fernández, donde un CASA 212 de la FACh se precipitó al mar con pasajeros y tripulación militar a bordo; el resultado: ningún superviviente.

Aunque fueron 21 personas las que fallecieron, el accidente causó mayor revuelo debido a que incluyó la muerte de Felipe Camiroaga, popular y querido animador, quien se dirigía a grabar una nota a la Isla Robinson Crusoe junto a un equipo del programa “Buenos días a todos”.

muerte de felipe camiroaga

Es debido a su trayectoria y a todo el cariño que recibió en vida, y que sigue recibiendo de manera póstuma, que el equipo de Ser Yo Misma quiso recordar la vida y los logros de este entrañable comunicador.

Sus inicios en televisión

Estudió producción y dirección de televisión en el Instituto Incacea y realizó estudios incompletos de periodismo en la ahora extinta Universidad Las Condes y de teatro en la academia del actor Fernando González Mardones.

En 1988, a un año de haber egresado del Instituto, se inició en el mundo televisivo como asistente de cámara en prensa y, luego, pasó a integrar el área de producción de Chilevisión.

Sin embargo, no transcurrió mucho tiempo hasta que apareció en pantalla; primero, en el programa musical Videotop y luego en Extra jóvenes.

Fue en 1992 cuando llegó a TVN, la que se convertiría en su casa televisiva por casi 20 años y donde incursionó, incluso, en el mundo de la actuación, apareciendo en algunas producciones nacionales.

“Felipito” y sus fieles seguidoras

En el año 2005, Felipe Camiroaga se convirtió en el coanimador del programa Buenos días a todos; pero su permanencia duraría hasta aquel fatídico día de su fallecimiento.

Es durante este período que, con su participación en el matinal, llegó a miles de nuestros hogares en el horario en que tu mamá, tu abuela, tu tía y algún otro conocido, preparaban el almuerzo y hacían los quehaceres del hogar.

Con su carisma, buen parecer, humor y espontaneidad logró ganarse el corazón de cientos de mujeres; desde las adolescentes hasta las de mayor edad, siendo estas últimas las que más sintieron la muerte de Felipe Camiroaga; su querido “Felipito”, como lo llamaban cariñosamente.

muerte de Felipe Camiroaga

El Halcón de Chicureo

Otro de los apodos con que se conoció a Felipe Camiroaga –y probablemente el más popular- fue el de “Halcón de Chicureo”.

Existen dos historias de cómo se originó. La más simple dice que fue debido a que el animador era criador de halcones en su casa ubicada en Chicureo, zona rural ubicada al norte de Santiago.

La otra, plantea que surgió luego de que uno de sus halcones sufriera una lesión y éste lo llevara al veterinario, quien resultó ser el esposo de una secretaria del diario La Cuarta.

Dicha secretaria le contó a Diozel Pérez (fundador del periódico), que su marido había atendido a una de las aves de Camiroaga; “tuve a su pájaro en las manos”, bromeó, y Diozel se sintió inspirado e inventó el apodo.

Como sea que haya surgido, prácticamente se convirtió en una especie de marca registrada. No debe haber chileno que no entienda la referencia al decir “Halcón de Chicureo”.

Y es que su pasión por los animales y la vida silvestre, además de su cariño por la gente, fueron parte de su sello personal.

Aunque la mayoría sólo pudo observar su amor por la cetrería y sus paseos a caballo, el amor del “Halcón” por la naturaleza iba más allá.

Muestra de eso fue cuando emplazó en vivo al entonces ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, solicitándole que el gobierno detuviera la instalación de una termoeléctrica en Punta Choros.

Recordando la muerte de Felipe Camiroaga

A 7 años de la muerte de Felipe Camiroaga, uno de los golpes más fuertes que ha sufrido la televisión nacional en los últimos años, Chile se sigue conmoviendo al recordar la temprana e inesperada partida del que fuera uno de los rostros televisivos más queridos por la opinión popular.

Camiroaga se convirtió en el emblema de una generación que, en la actualidad, extraña ese vínculo sincero entre comunicador y espectador; que aún siente el vacío que dejó “Felipito”, el ahora “Halcón de Chile”.

Felipe Camiroaga