Inicio Recetas 7 TIPS PARA QUE COMIENCES A MIGRAR A UNA ALIMENTACIÓN MÁS SALUDABLE...

7 TIPS PARA QUE COMIENCES A MIGRAR A UNA ALIMENTACIÓN MÁS SALUDABLE Y FELIZ – PARTE 1

906

¿Te ha comenzado a picar ese bichito de la alimentación saludable?, ¿Sientes que cuerpo te está pidiendo a gritos un cambio y tienes ganas de escucharlo?, ¿Quieres hacer algo bueno por ti, por tu salud, y por las personas importantes en tu vida? Si respondiste que si a todas esas preguntas, te cuento que ¡Haz llegado al lugar indicado!

Ya les he comentado en varios otros posteos que llevo ya más de 3 años alimentándome de manera saludable (equilibradamente, no radical ni extrema) y que ha sido, pero por lejos, una de las mejores decisiones que he tomado en la vida.

Sé que a muchas les abruma pensar en si serán capaces de abandonar todas esas cosas que aman comer, o de decir que no cuando se mueren por decir que sí, pero como todo en la vida, es una cosa de costumbre y hábitos. Desarrollar la voluntad no es algo fácil, pero es posible cuando entiendes el bien “superior” de la decisión que estás tomando y lo realmente dañino que es todo aquello que estás dejando.

Comer saludable ha significado muchas cosas en mi vida, más energía, mejor físico, mejor piel, mejor funcionamiento de todos mis órganos, mejor descanso, menos enfermedades crónicas como el resfrío, la gripe, etc. Pero la más importante de todas es que me permite demostrarme todos los días cuánto me amo, cuando le entrego a mi cuerpo esa comida sana que yo misma preparé y, sobre todo, cuando se la entrego a las personas que amo.

Se me alargó la introducción, pero básicamente quiero que entiendan que alimentarse saludable no es sufrir, no es pasar hambre, no es hacer régimen, es una decisión de amor propio del más puro que hay. Y hoy, para ayudarte en todo este proceso, vengo a darte varios tips al azar que te pueden servir para comenzar, poco a poco, a quererte y cuidarte por medio de la alimentación consciente.

Pásate a los integrales: Los refinados, y con esto me refiero a todos los “blancos”, harina tradicional, tallarines, arroz, azúcar, etc. Pasan por un proceso donde se hacen “masivos” y pierden la gran mayoría de sus nutrientes, todo lo opuesto pasa con los alimentos integrales que conservan todas sus características nutricionales y propiedades favorables para nuestro organismo. Prefiere q tus pastas, tu arroz, tu pan y q cualquier alimento que vayas a consumir sea (ojalá) 100% integral.

Cambia de azúcar o modera su consumo: No es ninguna novedad que el azúcar refinado es “veneno” (sin exagerar) para nuestro organismo y que se asocia con un sinfín de enfermedades terribles como el cáncer. Cuando hablamos de refinada hablamos de la blanca, pero hoy en día existen una amplia variedad de formas saludables de endulzar, algunas más baratas que otras, según seas tus capacidades: Miel, tagatosa, jarabe de maple, jarabe de ágave, dátiles, azúcar rubia (orgánica), azúcar de caña, azúcar de coco, stevia pura, etc.

Elige la mejor opción para ti y comienza, poco a poco, a eliminar el azúcar tradicional de tu dieta.

Hazte amiga de las verduras: Lo que más deberías consumir en el día son verduras, al desayuno, al almuerzo y a la once, una alimentación saludable se compone en más de un 50% de verduras. Busca formas ingeniosas de prepararlas, ten siempre a mano tus favoritas, inclúyelas en todas tus comidas y verás cómo poco a poco te irás llenando de vitaminas, minerales y nutrientes que mejorarán notoriamente la forma de funcionar de tu organismo.

Consume agua SIEMPRE: Y no les quiero decir que consuman sus 2 litros diarios, aunque deberían hacerlo, pero lo que les quiero decir acá es que entre las cosas más peligrosas para nuestro cuerpo se encuentran las bebidas gaseosas, los jugos y cualquier bebestible de fantasía, debido a su enorme contenido de azúcar y de componentes químicos muy dañinos para nuestra salud. Si no te gusta el agua puedes hacerte tus propios jugos de frutas y verduras, o darle sabor a tu agua con algún pepino con limón, etc. Del modo que sea debes ir reemplazando estos líquidos malos por líquidos buenos.

Modera el consumo de embutidos: Tienen un altísimo contenido de sal y de componentes químicos, hay investigaciones que relacionan el consumo de vienesas con la leucemia o que relacionan el consumo de otros embutidos con muertes tempranas, cáncer, etc. Es cierto que cocinar algo ya preparado es el camino más rápido y sencillo, pero cuando eres consciente de que estás llenando tu cuerpo de basura, lo saludable se vuelve prioritario y, sea cual sea tu agenda, siempre harás un espacio para tu alimentación.

Busca productos de calidad: Si vas a consumir carne, busca la del sur, de animales libres, si vas a consumir huevo, que sea de campo, si vas a consumir cualquier fruta o verdura, prefiere siempre las orgánicas, lo mismo en el caso de cualquier alimento, busca la calidad en tu dieta. Lamentablemente todo lo masivo e industrializado está muy contaminado, lo natural siempre será mucho mejor.

Organiza tu alimentación: Es muy fácil perder la voluntad cuando tenemos hambre y vemos una hamburguesa o cuando vamos por la calle y vemos helados, etc. Si organizas tu consumo de alimentos diarios esto no será así, te cuento mi caso: Yo traigo a mi trabajo el desayuno, mi almuerzo, mi snack, y varias frutas y cuando no lo traigo tengo mi picada donde puedo encontrar comida saludable, pero son muy pocas veces las que compro, ya que solo es cosa de tener una buena organización, y se hace mucho más fácil y llevadero.

Por favor, no se tomen esto de manera radical, todo siempre tiene que tener un equilibrio, si una o 2 veces al mes quieres comerte una pizza o un helado no hay razones para no hacerlo, mucho menos para hacerlo con “culpa”, todo este proceso debe ser natural y a tu ritmo, logrando que tu alimentación consciente ocupe el 90% de tu vida y dejes el otro 10% para lo que prefieras.

Tengo tantas cosas que decirles respecto a este tema, pero no pretendo tenerlas una hora leyendo, así que durante la semana que viene publicaré la parte 2, para darles más tips para hacer este camino más fácil y lindo.

Artículos Relacionados